Mónica y Andrés

juntos por los niños y las niñas más frágiles

Mónica y Andrés

Mónica Maggiolo y Andrés Bordin tienen una historia extraordinaria y sencilla. Porque el Evangelio es sencillo. Y y la fe puede mover las montañas.

Monica Maggiolo y Andrés Bordin tienen una historia extraordinaria, reveladora y, al mismo tiempo, sencilla. Porque el Evangelio es sencillo, cuando lo vives creyendo verdaderamente que la fe puede mover las montañas.

En Saccolongo, a 15 km de Padua, su casa familiar, que forma parte de la red de la Asociación Papa Juan XXIII, alberga cinco niños, de 15 a 25 años, y cuatro acogidos, dos son niñas con graves patologías.

Jia Hui (que significa “alegría” en chino) llegó cuando tenía 5 meses. Hoy tiene 8 años. Sufre una deleción del cromosoma 10. No habla, no camina, no come sola. Comenzó primer grado este año. Esta pequeña es el punto de apoyo de la organización sobre la que funciona la casa de Mónica. y Andrés, porque Jia Hui es la más frágil. Pero ella, a pesar de la muy grave enfermedad, es vida: “Su sonrisa – dice Andrés –, su movimiento con el cochecito, nos hace disfrutar de las pequeñas cosas. Un poco de sol, una carpa si movimientos, un abrazo: no hace falta mucho para que interactúe".

Sarah es la otra niña. De origen albanés, tiene 9 años (segundo grado) y padece el síndrome Cornelia de Lange. Puede alimentarse solamente con una sonda. Cuando fue recibida por Mónica y Andrés, tenía un año y medio. Las otras dos "hijas-invitadas": una señora de 58 años, Sonia, que se quedó sola y necesitaba una familia (me explican Mónica y Andrés) y Cecilia, 21 años, ciega de nacimiento. “Intentas vivir la realidad familiar – dicen los dos padres -, en la belleza y en dificultad de ser muchos, y sobre todo tratamos de dar a cada uno un lugar".

Mónica y Andrés ¿por qué tomaron esta decisión?

Siempre estamos en investigación dentro de un camino de fe. Reconocemos que hemos recibido mucho de Dios, tanta gracia, y queremos retribuirla de alguna manera. En nuestra búsqueda, nos encontramos con la Comunidad Papa Juan XXIII y hemos entendido que Dios nos quiere aquí.

¿Cómo gestionas la casa familiar?

Mónica, farmacéutico, y Andrés, topógrafo, responden juntos, lo que dice uno es tan compartido por el otro que parece una única respuesta y llega natural repetir sus palabras como un solo discurso: “siempre habíamos trabajado hasta nuestra tercera hija. Desde 2007, cuando conocimos la Comunidad, nuestras vidas cambiaron. Habiendo decidido abrir nuestra familia a otras personas y a los niños frágiles, la Comunidad nos dio una casa más grande en comodato gratuito. Damos a la comunidad. Papa Juan XXIII todos los ingresos que nos llegan, así como las donaciones de solidaridad y otras contribuciones, y la Comunidad nos da lo necesario para vivir y crecer, en base a nuestras necesidades y las necesidades de los demás. fue todo Estilo del fundador Don Oreste Benzi. No es la única manera, pero nosotros elegimos esta. Y no nos perdemos nada. A lo largo de nuestra historia familia ayudamos a niños que luchaban contra las adicciones, mujeres quienes se liberaron de la trata. Compartimos con los más pobres. Don Benzi dijo: “Considera que no estás recibiendo a un huésped, sino a un hijo o a una Hija. Y recuerda que acoger un día es acoger toda la vida". Acoger incluso con dificultad, porque las dificultades no faltan, Abrir tu corazón no siempre es fácil. Pero eso es lo que hicieron las primeras comunidades cristianas y eso es hermoso.

¿Qué opinan la Jornada Mundial de los niños que el Papa Francisco quería empezar este año?

Cuando escuchamos el anuncio del Papa, inmediatamente pensamos que es maravilloso que el Papa quiere escuchar a los niños. Es especialmente importante en este período de la historia, en el que los Grandes de la tierra parecen lejanos. Los niños saben expresar claramente el deseo de paz. lo vemos en la parroquia, en la escuela. Cuando Jia Hui y los compañeros de Sarah están junto con ellos, les hacen preguntas para que comprender, con gran esperanza. Ante sus vocalizaciones, sus compañeros inmediatamente, llaman a la maestra, informan que Sarah y Jia Hui quieren comunicar algo, por ejemplo “ma” y “pa”, e indican que Quieren llamar a mamá y a papá.

¿Les gustaría asistir a la JMN con Sarah y Jia Hui?

Eso sería una cosa única. Hermosa, tan hermosa. Pero creo que podría ser el deseo de muchas otras. familias. Todos nuestros planes, sin embargo, dependen de la salud de las niñas.

¿Qué le proponen al Papa para la Jornada Mundial de los Niños?

Eso sería una cosa única. Hermosa, tan hermosa. Pero creo que podría ser el deseo de muchas otras familias. Todos nuestros planes, sin embargo, dependen de la salud de las niñas

¿Qué le proponen al Papa para la Jornada Mundial de los Niños?

Mónica: “Me viene a la mente esta imagen de Jesús cuando dice: “Dejen que los niños vengan a mí”. Realmente necesitamos recomenzar de nuevo, con los ojos de los niños. Tener sus ojos nos ayuda a escuchar". Un camino de conversión que parte de los niños y las niñas. Andrés: “Busquemos la manera de que estos niños sigan haciendo experiencia de Jesús, es lindo que tengan un lindo encuentro con Jesús desde la infancia. Me gustaría que hubiera eventos de inclusión en la JMN, que todos tengan espacio, especialmente los niños enfermos y en sufrimiento, no por lástima, sino para estar con ellos, reconocidos y acompañados como personas, como todos los demás."

Mónica tiene un sueño: “he hablado con las madres de los compañeros y compañeras de Jia Hui y Sara. Nos involucramos en sus clases ya que ese estar juntos lo que dan fuerza. Todos los niños saben sacar fuerzas unos de otros, porque saben que están ayudando a los más débiles en un momento decisivo." son los niños de primer y segundo grado de la escuela elemental Giovanni di Pascoli de Saccolongo (Padua).

Piero Damosso

    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
    Los celebrantes (Cardenales, Obispos, Sacerdotes) pueden registrarse en la Oficina para las Celebraciones    
Logo